domingo, 19 de junio de 2022

Jornada de trampeo de murciélagos con los alumnos del Instituto de Secundaria de Murgia

 


El viernes 17 de junio durante las primeras horas de la noche realizamos una jornada de trampeo de murciélagos con los alumnos del instituto de Murgia a la que se sumaron también algunos vecinos de Abecia, pues el lugar elegido para ello fue precisamente este pueblo perteneciente al municipio de Urkabustaiz. Esta actividad se enmarca bajo el proyecto llevado a cabo por la Asociación Salvagoro: Refugios y colonias de quirópteros de la ZEC Arkamo-Gibijo-Arrastaria y localidades adyacentes, estudio subvencionado por el Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente en la convocatoria para entidades privadas, organizaciones de voluntariado y fundaciones que realicen proyectos para la generación de conocimiento en la conservación del Patrimonio Natural para el año 2021.


Debido a que el instituto de Educación Secundaria de Murgia se encuentra próximo al área de estudio y se imparten módulos relacionados con el medio ambiente como Aprovechamiento y conservación del medio natural o Gestión forestal y del medio natural, se consideró oportuno realizar una serie de actividades para dar a conocer al alumnado los quirópteros que habitan la zona como una charla sobre cajas refugio impartida en Amurrio, la jornada de trampeo que comentamos aquí y algún itinerario nocturno con detectores de ultrasonidos que llevaremos a cabo más adelante, esperando también la colaboración por parte de los estudiantes en la localización de posibles refugios. Para ello contamos con inestimable  colaboración de Fernando Garitagoitia, profesor carismático del centro escolar y gran apasionado del oso pardo.

Nóctulo pequeño

La persona encargada del trampeo fue Urtzi Goiti profesor de la Universidad del País Vasco y experto en quirópteros, quien había solicitado previamente permiso al Servicio de Patrimonio Natural de la Diputación de Álava. Se colocaron tres redes de 12 metros junto a la charca de Langizano situada en el camino que sube a la Sierra de Gibijo desde el pueblo de Abecia.

Nócutlo pequeño

Tras un día caluroso y bajo el croar de las ranas, fueron cayendo hasta la una de la madrugada un total de seis ejemplares de murciélagos pertenecientes a dos especies: tres nóctulos pequeños (Nyctalus leisleri) y tres orejudos septentrionales (Plecotus auritus). Urtzi nos iba explicando las características de cada especie, su estrategia de caza, el tipo de ecolocación, la determinación del sexo o la elección de refugios para descansar. Nuestros detectores de ultrasonidos registraron también murciélagos enanos (Pipistrellus pipistrellus) y probablemente algún murciélago hortelano (Eptesicus serotinus) en las proximidades de la charca, pero no llegaron a caer en las redes.

 

Orejudo septentrional

La noche no sólo trajo murciélagos sino una variada fauna que nos acompañó durante esas horas: cárabos, corzos, sapos parteros y comunes, ranas comunes, tritones jaspeados y palmeados o un macho de ciervo volante.

Tritón jastpeado y sapo comun

 
Ciervo volante

Agradecer nuevamente  a Urtzi y a Fernando su colaboración y su compromiso con el proyecto y las actividades divulgativas.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario