lunes, 19 de noviembre de 2012

Tras las huellas del oso pardo en Ayala/ Hartz arrearen aztarnak Aiaran


Ziur asko, hartz arrea (Ursus arctos) desagertu eta urte asko geroago, aiararren oroimenean bizirik mantendu da espezie honen eta gizakiaren arteko elkarbizitza zein animali honen azken aleen ehiza.  Egun, animalia honek haranean izan zuen presentzia eta ustez abereei eragindako kalteak zeintzuk diren ezagutzeko bere aztarnak jarraitu behar ditugu, kobazuloetan sartuz eta artxiboetan bilatuz.

Cráneo oso pardo hallado en Salvada.
Seguramente que la convivencia del hombre con el oso pardo (Ursus arctos) y la caza de los últimos ejemplares pervivieron en la memoria colectiva de los ayaleses durante muchos años después de su extinción, y hoy, para hacernos una idea de lo que supuso su presencia en el valle y los daños al ganado que le fueron atribuidos, hay que seguir sus huellas introduciéndose en cuevas y rebuscando en los archivos.

Yacija de oso pardo en Salvada. Foto Israel Robles.
90. hamarkadaren bukaeran, Enrique Arberasek eta biok ‘La Tiburcia’ izeneko kobazuloa aurkitu genuen Iturrigorri menditik gertu eta bertan hartz arre batek hibernatzeko erabiltzen zuen etzauntza topatu genuen, baita leku hartan hil egin zen hartza baten hezurrak eta hortz-zatiak ere.

Zarpazos de oso pardo en Salvada. 
A finales de los noventa Enrique Arberas y yo descubrimos cerca del pico Iturrigorri  una cueva denominada La Tiburcia donde se conservaba perfectamente la yacija donde invernaba un oso pardo, además de huesos y piezas dentales de algún ejemplar que murió allí.

Cráneo oso pardo hallado en Gorbea.
Izan ere, asko dira Salbadan aurkitu diren hartz arrearen arrastoak: 2011an Salvagoro Elkarteak egindako ‘Salbadako mendizerrako artzaintza’ ikerketak aipatzen duen moduan, Takomano talde espeleologikoak gutxienez 12 kobazuloetan aurkitu zituen espezie honen aztarnak eta horietako zortzitan etzauntzak topatu zituzten. Honek guztiak hartzak Salbadan izan zuen kokapena zabala izan zela agerian uzten du.   

Cráneo de oso pardo hallado en Gorbea.
Pero éste es sólo uno de los muchos restos de oso pardo encontrados en Salvada: en el estudio realizado por la Asociación Salvagoro en 2011 Pastoreo en Sierra Salvada (inédito), se citan hasta 13 cuevas en las que el grupo espeleológico Takomano, principalmente, ha hallado indicios de esta especie, ocho de las cuales poseían yacijas, lo que da una idea de la amplia distribución del oso en Salvada.

Restos de cráneo de oso pardo. Individuo muy joven.
Leize guzti hauen artean, ‘Hartzaren kobazuloa’ nabarmentzen da, non 2008an Israel Roblesek (Takomano talde espeleologikoa) kobazuloko osin batetik erortzean hil egin zen hartzaren eskeleto osoa aurkitu zuen.

Incisivos oso pardo hallados en Álava.
Es de destacar La cueva del Oso donde Israel Robles (Grupo Espeleológico Takomano) descubrió en 2008 el esqueleto completo de un oso que murió al precipitarse por uno de los pozos de la cueva.

Fémures de oso pardo hallados en Álava.
Horrez gain, dokumentuek ere hartz arrea Salbadan izan zuen presentzia aditzera ematen dute. 1630ean Aiarako Kofradiako bizilagunek animaliak harrapatzeko tranpa bat eskatu zuten, honako hau ekiditeko: “las grandes matanzas de lobos, osos y otro animales”(…) “así cesará el matar y destruir los ganados de yeguas y vacas  y sus crías por ser fertilísima la sierra y los montes de Salvada”. Horrez gain, dokumentu honen arabera, hauxe gertatzen zen mendizerra honetan: “se han despeñado osos y héchose pedazos”.

Fémures de oso pardo hallados en Álava. Ejemplares jóvenes.
Los documentos también nos atestiguan la presencia del oso pardo en Salvada. En 1630 los vecinos de la Hermandad de Ayala solicitan la construcción de una lobera para evitar “las grandes matanzas de lobos, osos y otro animales” y “así cesará el matar y destruir los ganados de yeguas y vacas  y sus crías por ser fertilísima la sierra y los montes de Salvada”. Este mismo documento nos cuenta también como en los cortados de esta sierra “se han despeñado osos y héchose pedazos”.

Oso pardo hallado en Gorbea.
Hartz arrea gure eskualdetik noiz desagertu zen zehaztea zaila da. XVII. mendera arte, Arabako udalen kontu liburuek maiz jasotzen zituzten hartzak ehizatzeagatik ematen zituzten ordainsariak; besteak beste, Artziniega herriko liburuek halako hiru ordainsari jaso zituzten 1622an, zehazki, Tudela (Aiara), Losa eta Urkabustaizeko lagunek harrapatu zituzten hartzak.

Caninos de oso pardo hallados en Álava.
Es difícil precisar con exactitud cuando se extinguió el oso pardo en nuestra comarca. Los libros de cuentas de los concejos alaveses recogen con bastante asiduidad hasta finales del siglo XVII las recompensas que se entregaban por osos cazados; solamente para hacernos una idea, las cuentas del pueblo de Artziniega reflejan hasta tres pagos en 1622 por osos cazados a vecinos que procedían de Tudela (Ayala), Losa y Urkabustaiz.

Molares de oso pardo hallados en Álava.
XVIII. mendetik aurrera, gutxitan erregistratu ziren horrelako ordainsariak eta geratzen diren hartzak dauden azkeneko aleak direla konturatzen dira, esaterako, 1818an Gorbeian hil zutena. Oraingo honetan, bost udalek, Lezamakoa barne, bakoitzak 600 errealekin saritu zuten aipatutako mendiko azken hartza akabatu zuen ehiztaria.

Clavícula de oso pardo hallado en Álava.
A partir del siglo XVIII estos pagos se registran sólo en contadas ocasiones y  se empieza a tener conciencia de que los osos que quedan son los últimos ejemplares, como el que se abatió en el Macizo del Gorbea en 1818. En esta ocasión, cinco ayuntamientos, entre los que se encontraba Lezama, recompensan al cazador con 6oo reales cada uno por matar el último oso de esta montaña.

Oso pardo en Asturias. Otoño 2012.
Gaur egun, hartzak ikusteko aukerak Pirineotan edo Kantauriar Mendikatean aurkituko ditugu, non 30 eta 200 ale inguru bizi diren, hurrenez hurren. Alabaina, azken urteetan Kantauriar Mendikateko hartz kopuruak gora egin du eta 2010eko urrian Kantabriako hegoaldeko Valderredible haranetik eta Burgos probintziako ipar-ekialdeko Lora inguruetan  zebiltzan hartz gaztearen presentzia detektatu zuten.

Oso pardo en Asturias. Otoño 2012.
Actualmente para observar osos hay que desplazarse hasta los Pirineos donde viven unos 30 ejemplares o a la Cordillera Cantábrica que alberga una población de aproximadamente 200 individuos, ambos sistemas montañosos muy distantes de nuestra comarca. Ahora bien, en los últimos años el número de osos en la Cordillera Cantábrica ha aumentando y en octubre de 2010 se detectó la presencia de un joven oso que durante varios días merodeó por el valle de Valderredible, al sur de Cantabria, y por el páramo de la Lora, al noreste de la provincia de Burgos…

(Mario Laurinori eskertzen diot Arabako Natur Institutoan kontserbaturik eta Arabako kobazulo ugaritan berak aurkitutako hartzen hezur eta hondakinak argazkiak ateratzea utzi izana. Agradezco a Mario Laurino que me haya permitido fotografiar los restos de oso encontrados por él en numerosas cuevas de Álava y conservados en el Instituto Alavés de la Naturaleza).

Gustavo.


5 comentarios:

  1. joer Gustavo, eres un makina. ¿còmo has hecho para sacar esas fotos?

    ResponderEliminar
  2. Hola Iñaki, las tres primeras fotos me las ha pasado Israel Robles, que conoce muy bien todas las cavidades de Salvada; las de los huesos las he sacado en el depósito de paleontología en el Instituto Alavés de la Naturaleza y las dos últimas las tomé en el parque natural de Cangas de Narcea este otoño, después de varios días de espera con el ojo pegado al telescopio apareció esta osa para atiborrarse de avellanas.

    ResponderEliminar
  3. aupa Gustavo; sobre todo me han sorprendido las que has sacado tú, porque tenía oído que para sacar fotos de los osos que había en Pirineos se ponían cámaras y a esperar a que hubiera suerte y pasara el bicho. O sea que zorionak!!

    ResponderEliminar
  4. Hola! Exactamente dónde encontraste lo del pago por cazar osos en Artziniega? Es que no existe el libro de cuentas de 1622 en el archivo. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encontrado! Está en el libro de actas que vienen también pagos. De momento he encontrado 5 osos matados y uno vivo, supongo que sería la cría de una osa!

      Eliminar